En este momento estás viendo La importancia de estar protegido

La importancia de estar protegido

La Vida nos cambió a todos de diferentes formas… en nuestros hábitos, en nuestra cotidianidad, nuestros pensamientos, nuestras emociones, la forma de trabajar.
Esta coyuntura nos está invitando a volver a lo simple, a valorar lo que realmente es importante, que creemos que es la Vida Misma.
Hoy más que nunca, necesitamos estar tranquilos.
Todas las situaciones de la Vida tienen un impacto económico.
Los Seguros de Vida como Instrumento de Planeación Financiera, mitigan este impacto y se convierten en ese ahorro que por juiciosos que seamos en años, no acumularíamos ese capital necesario, para mitigar los riesgos a los que estamos expuestos.
Hoy, estos Planes de Protección de Ingresos, término mejor usado y que los define mejor, son muy flexibles, cuando se contratan a nivel individual, pues están diseñados no sólo para proteger a quien más tengamos en el Corazón, en caso de que faltemos sino que también nos protegen a nosotros mismo, ante los Riesgos de Enfermedades Catalogadas de Alto Costo y Accidentes y Enfermedades Laborales y Comunes, Accidente en Casa, en transporte público o privado, fracturas, quemaduras.
Igualmente, protegen el Ingreso de la persona por un Accidente o por una Hospitalización.
Lo anterior, dependiendo de la Aseguradora con la que se Contrate. También se deben tener en cuenta los eventos que no se cubren y los períodos que se deben tener en cuenta para tener derecho a las coberturas.
Todo esto como Complemento a los Cubrimientos que tengamos en el Sistema de Seguridad Social Obligatorio ,EPS , ARL y Fondo de Pensiones al que debemos estar Afiliados, dependiendo si somos Empleados o Independientes.
La invitación entonces, es que a partir de esta coyuntura, reestructuremos nuestros Presupuestos e incluyamos dentro de él un 10% de nuestro ingreso, para invertir en nuestra Tranquilidad y la de nuestra Familia.

UN SEGURO ES MEJOR TENERLO Y NO NECESITARLO QUE NECESITARLO Y NO TENERLO.

Deja una respuesta